Hembrismo o llámale como quieras

Dentro del feminismo hay un sector que niega la existencia del hembrismo e incluso lo tilda de invención machista. Uno de los argumentos esgrimidos a veces es que el hembrismo no es un sistema, como lo es el patriarcado. Primero hay una cuestión, que es que quien se inventa un término es quien define su significado, y luego tú puedes negar su validez o existencia. Por ejemplo, no se puede negar la validez de la definición de dios si no hay alguien que diga “dios es esto”, para que tú puedas discrepar. La definición de hembrismo no es “sistema comparable al patriarcado”, eso sería el matriarcado. Así que esa definición equiparando esas dos cosas es sacada de la manga. Aquí el problema es que se hacen una equiparaciones erróneas, porque van de forma cruzada y no paralela. Me explico:

 

Misoginia: Aversión u odio a las mujeres .

Misandria: Aversión u odio a los hombres.

 

Machismo: Actitud y comportamiento de quien discrimina o minusvalora a las mujeres por considerarlas inferiores respecto de los hombres.

Hembrismo: : Actitud y comportamiento de quien discrimina o minusvalora a los hombres por considerarlos inferiores respecto de las mujeres.

 

Patriarcado: Organización social en que la autoridad es ejercida por un varón jefe de cada familia. (y bueno, a mi entender se podría extender esto un poco más en otros ámbitos)

Matriarcado: Organización social, tradicionalmente atribuida a algunos pueblos primitivos, en que el mando residía en las mujeres.

 

La jugada que nos intentan colar es que el hembrismo no es comparable al patriarcado. Ya, pero es que eso no es con lo que se está comparando, se está comparando con el machismo. Si no te gusta la palabra “hembrista” dame otra, pero el que hay mujeres que discriminan a los hombres es un hecho, no una elucubración. Ahí es cuando te encuentras debates con cosas tan cómicas como el negar que eso se dé (cuando el mayor grado de discriminación es el negar que esta exista cuando sí existe), o incluso con cosas como que no hay racismo de negros a blancos (hablando de grupos de oprimidos uy opresores). También te ubican automáticamente en “el grupo opresor”, como si la opresión la ejerciese alguien por tener más pelo en la cara y una polla, normalmente. Hace poco en un decálogo sobre cómo se han de comportar los hombres en reuniones feministas veíamos cómo básicamente nos decían “siéntate en un sitio que se te vea poco y calla la boquita”. Pero eso no es equiparable al machismo, claro.

 

Dicen que el término “hembrista” es como “feminazi” y yo veo una gran diferencia. Feminazi claramente es un modo de desacreditar a l@s feministas por medio de modificar un poco la palabra y añadir el –nazi , y lo otro es un término bien distanciado de la palabra feminismo y que es absolutamente necesario para describir un hecho.

Yo, a quienes odian tanto el término “hembrista” les invito a que me den un sinónimo, pero si me pretenden negar que hay tías que te tratan como un machista o un gilipollas por el mero hecho de ser tío… pues oye, mi experiencia no me la van a negar. Yo he entrado en debates en algunas páginas de FB (ya he tirado la toalla) y si discrepo con algo que dice una tía me llaman machirulo. Y si escribo algo con lo que están de acuerdo me dicen “las mujeres no necesitamos que los hombres nos den clases de feminismo” y entonces soy un machirulo también. También me han dicho que yo no soy feminista a no ser que “ellas” me consideren un aliado. Dicen que quieren hombres feministas pero son aquellos que repitan lo que ellas dicen, básicamente, y con algunos te encuentras. Tan sumisos como las mujeres sometidas a las que intentan “liberar”.

 

Es muy triste que cuatro estúpidas se carguen el trabajo de todo un movimiento porque, como en otros movimientos, quien más se nota es quien más imbécil es. Y también esto no sólo espanta a la gente respecto al feminismo sino que les da una baza a los machistas para agarrarse a la existencia de un pequeño porcentaje de hembristas para descalificar a todo el feminismo. Pero el error está también en el propio movimiento, que no sé por qué demonios tiene tanto reparo en desvincularse pública y enérgicamente de este sector minoritario y tan pernicioso. Una mujer no es tu aliada por el hecho de serlo, y una mujer no es feminista sólo por decir que lo es. Lo que estas tipas promulgan y practican no tiene nada que ver con la igualdad, que es lo que persigue el feminismo. Como en otros movimientos, la búsqueda de unidad a toda costa acaba siendo un gran error, un freno y a veces el peor enemigo de ese movimiento.

 

hembrismo-meme-pro

Advertisements

About andressolo

Procuro vivir sin causar daño al resto y sin morderme la lengua respecto a nada. Aquí tengo algunos de mis artículos.
This entry was posted in Discriminaciones varias, Feminismo, Uncategorized and tagged , , , , , , , , , , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

3 Responses to Hembrismo o llámale como quieras

  1. villuela says:

    No existe el racismo inverso porque a la discriminación racial se la llama siempre racismo. No se la llama blanquismo ni negrismo. Tampoco existe el sexismo inverso, obviamente. Si la palabra machismo no hubiera existido y la palabra feminismo -inventada por un machista como la palabra feminazi- y se hubieran usado siempre sexismo y antisexismo (como racismo y antirracismo) ahora estaríamos a años luz.

    Pero lo que más gracia me hace es que se diga que los blancos discriminan a los negros y ahí se acaba el racismo. No hay discriminación contra los asiáticos. Idi Amin nunca les expulsó de Uganda. No hay discriminación contra las razas minoritarias en Zimbaue, Mugabe nunca dijo que para ser africano había que ser negro. Bobby Fischer nunca dijo que había que matar a 200.000 judíos en EEUU, deportar a los bancos a Europa y a los negros a África (como pide el KKK) y dejarles el país a los “indígenas” que quedan…

    Y lo más gracioso de todo, que una raza oprime a otra. No el grupo mayoritario de personas en un lugar oprimen al diferente, no. Una raza entera oprime a otra enterita.

    Totalmente de acuerdo con lo que dices, sólo añadiré que normalmente las personas que niegan la existencia del hembrismo, aferrándose a trucos semánticos, suelen optar por dos opciones: llamar misandria al hembrismo (aunque sea discriminación y no odio) o llamar machismo también al hembrismo y aceptar que el machismo (sexismo) perjudica a todxs.

  2. Etrayos says:

    Totalmente de acuerdo.
    Hace poco en fb argumentaba yo que existía el hembrismo. Y una me pegó un link en el que se pretendía demostrar que el hembrismo no existe, comparándolo con el racismo de negros hacia blancos. De forma respetuosa y razonada, demostré con argumentos válidos y sólidos que el artículo erraba al asentarse en una premisa de partida errónea. Pues al día siguiente, la persona que me pegó el link, básicamente me respondió diciendo que ella tenía dos títulos universitarios en antropología social y nosequé más, que si me hiciera un examen no me dejaba sin rojo ni el nombre, que “menudo tío” era yo porque tenía conversación de bar (curioso, ya que mi perfil de fb no da ninguna pista sobre mi sexo ni género), y que si acaso ya me llamaría si hacía un estudio para hacerme una encuesta o algo (para acabar de minusvalorarme, me llama rata de laboratorio). Lo más curioso de todo esto, es que no dió ni un solo contra-argumento a todo lo que yo le había puesto!! Basicamente porque no podía, mi planteamiento era robusto, entonces pasó a desacreditarme y reirse de mí. No le contesté, pasé de todo.
    A diario veo en fb imágenes o comentarios a favor del feminismo, movimiento al cual he aprendido a detestar (lo siento por el buen feminismo, pagan justos por pecadores), pero he aprendido a morderme la lengua, ya que son batallas de antemano perdidas. Así que ya paso de todo, y las pocas veces que pongo algo en mi muro donde digo lo que pienso, lo cierto es que lo hago con miedo.

    • andressolo says:

      Yo llevo desde pequeño luchando por el feminismo, no sólo en mi vida cotidiana con la gente que me rodea o hablo sino por medio de distribuir panfletos cuando era adolescente, escribir a periódicos y revistas, hacer canciones feministas, donar obras mías a exposiciones para recaudar fondos para organizaciones de apoyo a mujeres maltratadas, a través de infinidad de escritos, vídeos, escribiendo al Ministerio de Igualdad… Y con lo que me topo es con que un enorme número de “feministas” me tratan peor a mí que a cualquier machista. Les jode tremendamente que yo tenga un criterio propio respecto al feminismo y que mis escritos tengan buena acogida. Según ellas, pretendo robarles protagonismo y yo sólo puedo ser un aliado, no un feminista. Me estoy comiendo acoso a lo bestia en Facebook, hasta el punto en que tuve que hacer denuncias a la guardia civil.
      Como dices, el discrepar en algún detalle te convierte ya en un machirulo al que atacar sin piedad, sin ofrecer ni un solo argumento. Estos días me han llamado misógino, machista e incluso maltratador no sé cuántas veces, y NI UNA me han dado ni una sola razón. Sólo burlas e insultos.
      Estoy planteándome dejar de hacer nada en este movimiento porque veo que va muy mal encaminado y porque me quema muchísimo que me traten como a un enemigo todo el tiempo aunque luche por la igualdad.

      Un saludo y ánimo!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s